El divorcio ante notario

El divorcio ante notario

El divorcio ante notario. Nueva regulación.

En la ley 15/2015 de 2 de julio de la jurisdicción voluntaria, introduce modificaciones a la forma de divorciarse y todos sus artículos acabaron de entrar en vigor el 30 de junio de 2.017.

La novedad consiste en la ampliación del abanico de formas de divorciarse. Hasta el momento únicamente se podía acudir al juzgado, a través de un procedimiento de divorcio contencioso o de mutuo acuerdo. Pero con la reforma se añade la posibilidad de realizar el divorcio a través de notario.

Hasta el momento la única vía para conseguir el divorcio era a través de un proceso judicial.

Pero con la reforma de la ley de jurisdicción voluntaria, se ha añadido una opción que permite agilizar mucho el proceso: divorciarse a través de notario.

Según el preámbulo de la ley, que es la primera parte de la ley donde razona el porqué de los artículos que después aparecen, en que se motiva para redactarlos, que pretende paliar con ellos y que pretende mejorar. Bien, en el preámbulo dice que se quiere dar la facultad a los ciudadanos para que puedan acudir a diferentes profesionales para tramitar el divorcio, así podrán valorar las distintas posibilidades que se les ofrecen y escoger la que mejor se adapte a sus necesidades. A diferencia de la anterior regulación que únicamente daba la opción de acudir a la vía judicial.

Ofrece un mayor abanico de profesionales para tramitar el divorcio.

¿Cuáles son los requisitos que se deben reunir para poder tramitar el divorcio a través del notario?

El primero, desde la celebración del matrimonio deben haber transcurrido 3 meses. Este es un requisito que ya existía para poder realizar el divorcio a través del juzgado y se mantiene para igualar el acceso al divorcio.

El segundo, consiste en la voluntad de las partes de realizar un divorcio de mutuo acuerdo. A través del notario no se tramitarán divorcios contenciosos, en primer lugar, porque las partes tendrán que acudir al notario con el convenio previamente redactado por un abogado, mejor si es especialista en divorcios y derecho de familia. El notario no redactara con las partes los puntos del acuerdo. Sí que hará un trabajo de análisis de las clausulas para que no haya ninguna perjudicial para alguna de las partes.

El tercer requisito es la no existencia de hijos menores de edad o con capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

Requisitos: hayan pasado 3 meses desde el matrimonio, no tener hijos menores, tener el convenio regulador redactado por un abogado.

El procedimiento del divorcio ante notario

Como he explicado, las partes deberán acudir a un abogado para que les redacte el convenio regulador. Las partes y el abogado deberán acudir el día de la firma ante el notario.

El notario revisará las clausulas, asesorará en aquello que crea conveniente y se firmará el convenio.

El notario tendrá 2 días, el de la firma y el día siguiente para comunicar al Registro Civil el divorcio. Esta comunicación o bien se hará a través de envió por correo certificado con acuse de recibo o bien, a través de la vía telemática, gracias a que cada vez, las tecnologías están más instauradas en nuestra sociedad.

El proceso es sencillo, firmar la escritura y comunicarlo al Registro Civil.

 


QUE BENEFICIOS TIENE REALIZAR EL DIVORCIO A TRAVÉS DE NOTARIO 

 

A) Agilizar el trámite. En 24 horas puede estar tramitado.

B) Reducción de costes.  No solo para las partes, sino también para el estado, que tendrá que destinar menos recursos públicos a este tipo de trámites. Ayudará a la descongestión judicial.


 Según las últimas estadísticas estatales el año 2016 hubo 96.824 divorcios. En el último informe sobre estadísticas de nulidades, separaciones y divorcios, el 75,8% de los divorcios y separaciones en el año 2013 fue de mutuo acuerdo.

En cuanto a la duración de los procedimientos el 75,5% de las demandas de divorcio se resolvieron en menos de 6 meses y un 7,9% fue superior a un año.

La duración media de los procedimientos de mutuo acuerdo fue de 2,9 meses mientras que en los contenciosos alcanzó los 9,6 meses.

El 42,8% de los matrimonios no tenían hijos.

Si fuerais unos de esos 42,8 matrimonios sin hijos, con la determinación de divorciarse y tuvierais la opción de gestionar el divorcio a través del notario y que el tramite durase unos días, ¿lo escogeríais? ¿O preferiríais tener que esperar unos 3 meses a obtener la sentencia judicial de divorcio?

 

TU ABOGADO MATRIMONIALISTA EN IGUALADA Y BARCELONA

Para cualquier duda o aclaración estoy a tu disposición

Estamos en contacto

Photo by Thomas Martinsen on Unsplash

No hay comentarios

Publica tu comentario

Call Now Button