Custodias

Para evaluar el interés de tus hijos y obtener asesoramiento sobre cómo proceder en cuestión de custodia, llámame. Estoy especializada en temas de custodia.

No te agobies, tienes que estar pendiente de ti y tu familia, y déjame a mí las cuestiones legales.

Custodia para hijos menores

La custodia de los hijos menores es un área intensa, que como abogada de derecho de familia, creo que es de las más complejas y que debo tratar con suma cura y serenidad.

Como especialista en derecho de familia puedo ayudarte con todos los aspectos de la custodia de tus hijos, tanto delante del juzgado como en una sesión de mediación.


Empezare por advertir de una situación que te va a sonar. Algunos padres y madres en el momento de decidir sobre los términos del divorcio confunden sus intereses con los de sus hijos, es normal, la carga emocional de la situación provoca confusión y es evidente que lo que uno cree bueno para uno mismo lo extiende como algo bueno para las personas de su entorno, pero no es ese el criterio de la ley ni del juzgado.  El centro de la decisión tiene que ser el menor.

En ocasiones la guerra sobre cómo tiene que ser la custodia, se utiliza como arma de castigo por los motivos de la ruptura de la pareja: la infidelidad durante el matrimonio, porque da rabia que ya haya rehecho su vida. ¿Os suenan estos sentimientos y conductas? Pues si os suenan a vosotros al juez y al abogado especializado en familia que trabaja a diario estos temas tienen un radar. En estos casos como abogada, dejo muy claro cuáles son los criterios que me sirven delante del juez para convencerlo de que decida un tipo u otro de  custodia, y que pruebas necesito.

Es importante saber que para el correcto desarrollo de un menor, necesita en su vida tanto la figura del padre como de la madre, y el juzgado tiene en cuenta esto cuando tiene que decidir sobre a quién da una custodia o si determina que sea compartida. En caso de haber algún problema que no haga apto a uno de los progenitores, como problemas de adicciones, problemas físicos o psicológicos que impidan poder cuidar a los hijos, hay que demostrarlo. Por encima de todo está el interés del menor.

Que es la custodia, es la forma de distribución del tiempo con los hijos y quien ha de tomar las decisiones cotidianas de los menores. Es decir, en una custodia individual las decisiones del día a día del menor las tomara el progenitor que este con el menor más tiempo, estas decisiones son que comerá, si va o no al parque después del cole, a casa de amigos, son decisiones poco trascendentes. Y en el caso de custodia compartida existe este mismo principio y será un reparto más igualitario de la responsabilidad.

Para las decisiones importantes, colegio, residencia, actividades extraescolares, tratamientos médicos, es necesario siempre tanto en custodia compartida como individual el consentimiento del otro progenitor. Porque lo determina la patria potestad no la custodia y la patria potestad siempre es compartida, a excepción que se haya privado de ella por el juez.

Custodia compartida

En Catalunya la custodia compartida es la PREFERIDA. Lo importante es que el menor no sufra por la ruptura y mantenga un modelo de organización lo más aproximado al que tenía antes de la separación de papa y mama y, la custodia compartida es la que lo permite.

En la custodia compartida, existen varios rumores como: el reparto del tiempo ha de ser del 50% para cada uno y que no se imponen pensiones de alimentos para los menores. Como digo, son rumores, la realidad es otra, si quieres seguir leyendo


Comentaré los rumores del reparto de los días y la pensión de alimentos.

En cuanto al reparto de los días, no es cierto que deba ser necesariamente al 50%. Puede ser diferente, que uno esté más tiempo con los menores que el otro, pero en general, la idea es que sea más o menos parecido.  Se ve muy claro que cabría custodia compartida cuando se acuerda un régimen de visitas de semanas alternas, pero cuando son fines de semana alternos y una o dos tardes por semana, es más difícil de ver porque realmente no hay una distribución del 50%, aún así, se puede considera custodia compartida.

Por otro lado, la cuestión de la pensión de alimentos para los hijos, se acordará si de mutuo acuerdo lo pactáis o en caso en juicio, cuando haya una desproporción entre sueldos. Porque no es lo mismo que, por ejemplo, teniendo los hijos cada uno una semana, tu ganas 1000€ y tu ex 2500€, el esfuerzo económico que supone hacerte cargo de los gastos de tus hijos cuando están esa semana contigo no es el mismo que para tu ex.

Custodia exclusiva

Es posible que te encuentres en la situación que durante el matrimonio te has encargado del cuidado de tus hijos y ahora con el divorcio crees que es conveniente pare ellos mantener esa situación. La custodia individual o exclusiva debe justificarse, porque como he dicho en otro apartado, en la legislación catalana y los jueces, la custodia compartida es la PREFERIDA.


Comentaré los rumores del reparto de los días y la pensión de alimentos.

Los criterios generales para determinar la custodia se resumen en:

  1. Vinculo afectivo con los hijos
  2. Aptitud para garantizar el bienestar de los hijos
  3. Actitud de los progenitores para cooperar entre ellos
  4. El tiempo que cada uno ha dedicado al cuidado de los hijos
  5. La opinión de los hijos
  6. Los acuerdos existentes
  7. La situación de los domicilios, los horarios y actividades de los menores y los progenitores.


Son muchos criterios, no hay que alarmarse, porque TRADUCIDOS a preguntas que el abogado de familia hace son las siguientes:

  1. Hay buena relación con los hijos.
  2. Los dos os preocupáis del bienestar de vuestros hijos.
  3. Con tu ex hay un mínimo de comunicación y entendimiento.
  4. Durante el matrimonio quien se ha encargado de cuidar a los hijos (llevarlos al cole, recogerlos, dar de comer, duchas, llevar a extraescolares, acompañar al médico)
  5. Tenéis algún hijo mayor de 12 años. Has hablado con él sobre lo que quiere.
  6. Con tu ex, habéis llegado a un acuerdo sobre quién se queda a los hijos.
  7. Vivís lejos el uno del otro, que horario de trabajo tenéis cada uno, hacéis actividades, que horario de colegio tienen los hijos, donde está el colegio, hacen actividades extraescolares, donde están.

A lo mejor, ahora es más fácil de entender a que se refiere cada criterio.

Si al contestar a las preguntas el resultado es que uno ha contribuido más que el otro, que no se ha preocupado mucho de los hijos, que los domicilios están lejos o que el horario de trabajo es incompatible con los horarios escolares o de actividades, es posible conseguir una custodia exclusiva.

Si quieres saber si tu caso cumple los requisitos para algún tipo de custodia no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Solicita información sin compromiso

603603030

info@aylagasabogada.com

ACEPTO LA POLITICA DE PRIVACIDAD que declaro haber leído

ACEPTO EL ENVÍO DE COMUNICACIONES COMERCIALES

 
Contacto
close slider

ACEPTO LA POLITICA DE PRIVACIDAD que declaro haber leído

ACEPTO EL ENVÍO DE COMUNICACIONES COMERCIALES